Siempre hay una historia. Corazón de Piedra 18

Muchos años después de que su familia abandonara este páramo vacío, este pueblo mal colocado en mitad de nada, Alejandro Martín ha vuelto hoy a la plaza. Más allá de los adoquines que antes eran tierra, muy lejos de las noches de verano entre las ramas de árboles hoy perdidos, se escucha otra historia. La que han escrito los participantes de esta Marcha BTT Corazón de Piedra 2018.


La subida del convento de la Armedilla, cerca de Cogeces del Monte, ha dejado alguna escena curiosa. No todo el mundo supo negociar el tobogán con posterior giro a la derecha, el manejo del cambio juega aquí un papel decisivo. Santi, del Club Correcaminos de Cuéllar, clava su bici en el último momento. Mantiene el equilibrio un segundo, pero ya no puede avanzar y echa el pie a tierra. Siempre con una sonrisa. Ya en la plaza, en el almuerzo final, contaba esto:

Santiago

El año pasado estuve por aquí un rato, siguiendo la carrera, pero me fui para casa porque tenía que trabajar. Así que ésta es mi primera participación. La ruta, espectacular. Dentro de lo que hay en Campaspero, páramo, han buscado las mejores subidas, los valles de Cogeces, la zona del barranco de El Olmar… Además aquí se han preocupado de desbrozar, porque este año, con tanta lluvia, había muchísima maleza. El Club Correcaminos de Cuéllar está encantado de acompañar a la gente de Campaspero. Creo que somos el grupo más numeroso y nos llevamos un obsequio, aunque no sé en que consiste. Sorpresa.


Mis conocimientos y habilidades en la muy noble actividad de la mecánica son escasos. En contadas ocasiones he tenido que hacer frente a una avería en una marcha y, cuando ha sucedido, no he resultado de gran ayuda. Lo primero que hago es ponerme nervioso, para entrar en situación. Veo a Pilar iniciar la subida con el muro de la Armedilla al lado, pero algo no va bien. “La bici se ha bloqueado”, clama. Correcto, una rama entre los piñones (perdonad mi terminología) y la cadena queriendo entrar doblada en el plato. Extraigo el palo como quien le saca la espina de la pata al león. Trato de mover los pedales. Nada. Un poco más de fuerza… la cadena se libera, pero el plato pequeño no responde, hace un ruido que no me gusta nada. Pilar cambia al plato mediano. Como la seda. “Lo malo va a ser en las cuestas”, advierte la ciclista. Un rato después me contaba su historia:

Pilar

Es la tercera vez que cojo la bicicleta y, claro, esta es mi primera marcha, así que demasiado bien me ha ido. El recorrido muy chulo, además el tiempo ha acompañado, quizás un poco de calor. Lo mejor es este ambiente del final, nos han puesto de todo y todo muy rico. Del trazado me quedo con el sendero que había al lado de unas ruinas, no sé decirte el nombre (entiendo que se refiere al Convento Oreja). Lo malo ha sido el tema de la cadena… y que luego me he caído, pero es lo que tiene la bicicleta.


Jorge

La marcha se me ha hecho dura al final, a partir del muro se me cargaban mucho las piernas. (El muro debe ser la subida fuerte después del Convento Oreja). Pilar y yo hicimos la corta, así que nos libramos de la subida final por El Olmar. Después del muro había un sendero entre zarzas que es lo que más me ha gustado. Repetiremos el año que viene, seguro.


Aquí está Raúl Molina, de Íscarbike, de Tudelabike… Hoy lleva un llamativo maillot rosa oscuro y negro donde se lee “Escuadrón suicida”. A ver qué me cuenta.

Raúl

He venido en todas las ediciones. Muy bien organizada y muy bien señalizada. Siempre sorprenden, este año hemos pasado por la Armedilla y ha sido un acierto, la verdad. Le da un toque diferente. Si no hubiera viento ya sería perfecto. Respecto a la fecha, puede que sea mejor septiembre, si hace este tiempo, porque entre otras cosas el viento sopla menos que en mayo. Por calendario hay más fechas libres ahora que en primavera, que está todo más apretado.


Muchos ciclistas de la provincia de Segovia hoy en Campaspero. La gente de Carbonero, que con Fran a la cabeza han volado por los caminos, ya no está por aquí. Ciclistas del Bonete Team de La Mata… un momento, un Bonete quiere decir algo:

Carlos

Una ruta muy bien señalizada y muy bien marcada, un 10 a la organización.

Seguimos. Tres maillots azules de Sanchonuño… me acerco al más alto:

Tomás

Bueno, tampoco te creas que hay tanta afición en Sanchonuño, somos los tres que ves aquí. Yo suelo hacer muchas marchas en Segovia, tanto dentro como fuera del circuito provincial. Cabezuela, San Pedro de Gaíllos… La de hoy ha sido una ruta rodadora, con sus cuestas, muy completa. Me ha gustado especialmente la velocidad a la que hemos rodado, se ha ido muy rápido. Y unos senderos en zig-zag a la salida de un pueblo…


Los ocho magníficos del Club Ciclista Guadarrama

David dejó este pueblo, como otros muchos, para encontrar algo mejor. O, sencillamente, para encontrar su sitio. A 200 kilómetros, en la Comunidad de Madrid, están su trabajo, su mujer y sus hijos. Hoy ha vuelto al lugar que le vio nacer, ha pasado por la que siempre será su casa subido en la bicicleta junto a otros 150 ciclistas. Entre ellos, sus ocho compañeros de Club Ciclista Guadarrama. Tras la prueba, me los encuentro en la plaza, comiendo queso y chorizo. Les molesto un minuto:

Club Ciclista Guadarrama

Jorge, entre mordisco y mordisco, acierta a responder: La marcha muy bien, muy organizada y con mucho control en los cruces. Un compañero, 59 años para 60, toma el testigo: Pues aunque estamos acostumbrados a las cuestas, algún tramo se nos ha hecho durillo, hay algún muro muy respetable… Hombre, por donde nos movemos nosotros no tiene mucho que ver, es todo montaña. A mí si me ha gustado esta marcha, lo hemos pasado bien.


Más gente de Campaspero. Aquí está Rafa. Ha hecho la marcha junto a su hijo Diego. La timidez del muchacho contrasta con el desparpajo del padre a la hora de narrar su experiencia común:

Rafa y Diego

Para Diego es la primera vez, pensad un momento en este dato, la primera marcha que hiciste, hace… Este chaval se ha aficionado a la bicicleta, “sobre todo la cojo en verano” y sale con su padre, siempre por caminos de Ciguñuela, Simancas, Puente Duero, Laguna… Lo más difícil para él ha sido Valdegascón, ya bautizado como ‘El Muro’. Tercia Rafa: “Desde ahí ya venía (Diego) con calambres todo el tiempo”. 

Vamos a dejar que hable Rafa, que tiene ganas: “Nosotros hicimos la parte de La Armedilla en agosto, no todo, porque había mucha vegetación. Es una zona muy bonita. Lo de ‘El Muro’ no lo conocíamos. Dejaría la marcha tal como está, pero, sobre todo, mantendría una fecha fija para los próximos años, ya sea en mayo o en septiembre.”


Javi

Me he encontrado mucho mejor de lo que yo esperaba… menos de cuatro horas. Por destacar algo de la marcha, desde Cogeces a Langayo había unas bajadas ‘criminales’. Sobre todo una muy divertida, con mucha tierra, y también me ha gustado la de Molpeceres. Lo peor, que ya te lo habrá dicho alguno, es el tramo final de páramo con el viento de cara. Respecto a la fecha… pues yo mantendría septiembre.


Sergio

Muy dura, al final yo ya iba asfixiado, el rampón de las piedras saliendo de la ermita me ha matado y llaneando iba… pues eso, muerto. Si pudiera ser, metería algún senderito más, porque creo que de cuestas está bien. La señalización perfecta. Una pega, en los avituallamientos solo había fruta, se echaba de menos algo de bollería, un pastelito… pero muy bien, muy entretenida.

Alberto

Una marcha muy variada. Subidas, llano, senderos… La hice el año pasado y me gustó, por eso he repetido. La fecha, bueno, en septiembre te aseguras mejor tiempo, en mayo sopla más el viento, llueve, más riesgo. Aunque hoy, con el calor, acabas más cansado, sobre todo en las subidas.


Alcino

Se me ha dado bien, pero se me ha hecho larga. Llevo un año con la bici y este año sí, hemos hecho unas cuantas marchas. Lo que más me ha gustado, si te digo la verdad, es que pasaba por Manzanillo, que es mi pueblo. En serio, me quedo con ese último tramo a la sombra, en El Olmar. Al final he notado mucho el calor. Creo que yo le pondría otro avituallamiento líquido a la la ruta larga.

Mariano

Yo hice la corta, he echado de menos algo de sombra, sobre todo al final. Me ha gustado mucho el ambiente, este rato de ahora en la plaza.  


Inma

Me gustó más la del año pasado, porque este año no he visto el embalse al hacer la corta. Eso sí, me han tocado las subidas más duras y cortas. Yo prefiero las cuestas más tendidas. Ha calentado de narices, y súmale el viento al final. Lo que más me ha gustado ha sido la zona de La Armedilla, muy chulo.

Roberto

Muy bonita, esta es mi segunda participación. Inma y yo somos de Renedo, claro que conocemos a Félix (se refieren al Gran Felisín, Félix del Caño, organizador de la exitosa Nocturna de Renedo). ¿Sabes lo que haría yo en esta marcha? Una única distancia, como en Renedo. 60 km, una cosa así. Pero lo haría en casi todas las marchas, en torno a 55-60 km. Las diferencias de tiempos entre los ciclistas serían menores. La fecha… septiembre está bien, justo antes de que el calendario se sature.


Mira quien aparece por aquí. Alfonso Burgos, 66 años. Este año va a ser difícil quitarle el puesto como participante más longevo. 

Alfonso

Hombre César, esta es la tercera que hago. En la primera, que gané en mi categoría, le metí 45 minutos al segundo, que era Juan (Juan Pastor, otro ilustre veterano que también ha participado hoy). Muy bien la zona nueva de Cogeces, había alguna cuesta que hoy se ha bajado y antes se subía… Yo prefiero las subidas. Y soy más de trialera que de llano, este último tramo me ha costado trabajo, porque no sé como me apaño pero siempre me quedo solo. Me ha gustado mucho el barranco de El Olmar.


María

Lo que más me ha gustado han sido las vistas, espectaculares. El pantano, precioso. Un ruta muy bonita. ¿Las subidas? Bueno, a medias. Yo siempre echo de menos más senderos, y le quitaría el tramo de pista del final. La subida de Molpeceres es mortal, no me ha gustado, que la cambien, demasiada piedra, cuando ya parecía que llegabas… otro repecho. Pero muy bien, muy recomendable la marcha.


Joven recién duchado apura su bebida y busca su comida en la plaza. Gafas de sol, camiseta gris, nadie diría ahora que acaba de hacer 75 km en bici. Os presento a Manuel Ortiz, presidente de la Asamblea Ciclista de Valladolid y aficionado a este tipo de marchas.

Manuel

Hemos entrado ya en los primeros caminos y no sé que ha pasado, se ha enganchado en alguna rama y ha reventado la cadena. Eslabón, apaño rápido y en cinco minutos otra vez, a remar. Era la primera vez que venía y me ha gustado el recorrido, variado, un poco de todo, que creo que es importante, y en su justa medida. Enhorabuena a la organización. Esa vueltecita al embalse me ha gustado, porque es diferente. Aquí no te esperas un pantano, es una sorpresa agradable ver esa masa de agua.

No puedo dejar pasar la ocasión de preguntar a Manuel por un tema que no tiene nada que ver con las marchas de BTT: El carril bici de la avenida de Salamanca en Valladolid, cuyo acondicionamiento y mantenimiento, por parte del ayuntamiento de la capital, está generando muchas dudas entre el colectivo de ciclistas urbanos. Atentos a la respuesta, porque, en mi opinión, no tiene desperdicio:  Tienen que poner más radares para los coches. Nada más. ¿Para quién es el problema, para el ciclista o para el conductor de vehículo a motor? Podemos pensar que para los ciclistas es un carril estrecho, sí. Pero si un coche se come los bordillos es porque no va ni a la conducción adecuada ni a menos de 50 km/h. Ese es el problema.


Con su compañero Alberto, han llegado en los últimos lugares de la marcha larga. Han disfrutado como el primero.

Javier 

Muy bien organizada, y esto (el almuerzo), también. Lo que más me ha gustado han sido las bajadas. Todas. Lo peor, ya sabes, las subidas. Hoy pensaba hacer la corta, pero Alberto me ha animado a hacer la larga. El objetivo era terminar y lo hemos conseguido.


Ya llega, por fin, el Alejandro del que os hablaba en las primeras líneas. Que venga de un sitio tan lejano como Santa Coloma de Cervelló, provincia de Barcelona, no es nada comparado con lo que me cuenta a continuación:

Alejandro Martín ‘Tricoyote’

La ruta es más dura de lo que pensaba. Rampones muy empinados, me habían comentado que no era tan dura, y… De Canalejas hacia arriba me ha costado, la rueda se engancha y es difícil. Y la Armedilla también me ha gustado mucho. El calor, bueno, no se puede evitar, pero había alguna rampa, de esas que parecen paredes, que es imposible subir. Yo no suelo hacer BTT, si lo hago es trazado para rodar, hago más carretera.

Lo próximo que voy a hacer es una maratón de montaña, en Pirineos. 45 km. Dentro de dos semanas. Estoy entrenando más eso que la BTT. El triatlón… el año que viene vuelvo a Lanzarote, al Ironman.

Mostrar botones
Ocultar botones