La escuela ciclista de Alaejos mira hacia adelante

Aquella tarde de domingo en Medina del Campo se quedó en mi memoria por varias razones. Ví sufrir a Lidia bajo el calor abrasador, vi a los padres de los chicos buscar la sombra mientras repartía las revistas. En la salida, preparando la cámara, David me contó lo que entonces era un proyecto: “Vamos a hacer una marcha de BTT en Nava del Rey, la Ranciobike”. Dos años después, David Flores afronta con la misma ilusión otro importante reto: entrenar a los chicos de la Escuela ciclista de Alaejos.

Entre Alaejos y Nava del Rey

Los entrenamientos de cara a la próxima temporada de escuelas ya han comenzado. Las primeras pruebas se disputan en los caminos de la BTT, así que los niños andan estos días subiendo y bajando por los alrededores de Nava. Cuando las condiciones no permiten salir al campo, toca rodillo. La Escuela ciclista de Alaejos cuenta, por ahora, con cinco muchachos. Pongamos delante a “La locomotora de la Nava”, Víctor Flores. Este año, su primero como alevín, debe confirmar éxitos pasados y renovar sus títulos regionales. Hugo Sigüenza ha visto marchar a su hermano con los cadetes del Tinlohi, llega su momento como alevín junto a su compañero de equipo Gabriel. La promesa del grupo se llama Saúl, “El perdigón de la Nava”. Y ya en categoría infantil, Alberto. “La idea es que este chico participe, en un par de años, en los campeonatos nacionales”, comenta David.

Niños que se hicieron mayores

María, Juan Pablo, Amara… la Escuela ciclista de Alaejos llegó a contar con 16 niños. El paso del tiempo lo ha reducido a la tercera parte, pero hay más razones. “Si los padres no son aficionados al ciclismo, o por lo menos lo conocen, es muy difícil traer niños a la escuela. Sobre todo, rechazan la idea de tener que llevar a los niños, cada fin de semana, a un sitio diferente a correr. Para mí, en cambio, es una de las razones más importantes para seguir practicando ciclismo y transmitirle la afición a mis hijos y al resto de niños. Conoces un montón de gente y lugares nuevos, haces amigos a los que ves cada domingo, practicas deporte al aire libre, en pleno campo a veces…” David explica, en pocas palabras, lo que cualquiera puede comprobar si, un domingo por la mañana, se acerca a alguno de los pueblos de la provincia para ver correr a los chicos.

Apoyo y patrocinios

Este año, el maillot de la Escuela ciclista de Alaejos llevará el logotipo de gasolineras Valcarce. Cualquier ayuda es bienvenida y, a punto de comenzar la temporada, es momento de buscar ayuda en empresas e instituciones. David cuenta para esta tarea con una colaboradora de excepción. Marga Bezos, compañera en tantas carreras de BTT, está llevando el espinoso tema burocrático para que la escuela consiga una subvención de la Junta de Castilla y León. “Conoces gente nueva, haces amigos”.

Venid a probar

Ni siquiera se necesita tener bicicleta para entrar a formar parte de la Escuela ciclista de Alaejos. El club dispone de “dos bicis para los pequeños y una para los mayores”. Os esperan jornadas inolvidables por multitud de circuitos. Curvas cerradas, rectas donde correr, cuestas para apretar los dientes y bajadas plácidas en las que sonreír. Barro y lluvia, calor y sudor. Grandes alegrías, decepciones que se olvidan, trabajo en equipo, amigos, amigas. Os espera David. Os esperan Hugo, Víctor, Gabriel, Alberto y Saúl.

Más información:

Mostrar botones
Ocultar botones