Un ‘Sofocón’ con ruedines para las familias de Íscar

Una mañana dedicada al ciclismo para todas las edades. El fruto de meses de trabajo conjunto entre la gente de Íscabike y el AMPA de Íscar. La satisfacción de los 432 (habéis leído bien) participantes que han apoyado el proyecto de la mejor manera posible: presentándose con sus bicicletas en la plaza mayor de Íscar el domingo.

Un ‘Sofocón’ para pequeños

La idea de hacer una marcha cicloturista para todo el mundo en Íscar se retomó el año pasado. David, el presidente de Íscarbike, contaba entonces la cantidad de permisos y requisitos burocráticos que exigen los organismos públicos para organizar una prueba, a priori, sencilla. “Tanto o más que para el ‘Sofocón’, te piden casi lo mismo”. Otros, tal vez, hubieran desistido. No los chicos de azul. No para los niños de Íscar. Con la experiencia de años en la organización de la prueba de BTT y la colaboración de la asociación de padres y madres del colegio de su pueblo, han puesto en marcha y consolidado una propuesta que aúna deporte y convivencia en familia a partes iguales.

Una fiesta en bicicleta

“Solo este momento justifica todo el esfuerzo”, recuerda Óscar, de Íscarbike. La hora de la salida desde la plaza mayor de tu pueblo, viendo las caras de ilusión de los niños, también de los mayores, los conoces a casi todos, no admite comparación. Allá van, con sus ruedines los más pequeños, su bici nueva los adolescentes, la de toda la vida de los mayores, las de carbono de algún Íscabike… camino de Puenteblanca. Este año se alargó un poco el recorrido por el casco urbano para dar oportunidad a los más jóvenes, que se cansan antes y ruedan más difícil por los caminos, bache aquí, canto allá.

Avituallamiento

Entre los pinos de Puenteblanca, aprovechando la sombra, la gran familia ciclista de Íscar se detiene para reponer fuerzas. Quedan cinco kilómetros por una vía verde hasta el bar Menfis, fin de la ruta. Un hinchable recibe a los ciclistas. Por ahí debe andar Gustavo, cortando jamóm. Empiezan a circular los aperitivos, hoy la hora del vermut va a ser larga en Íscar. Grandes y pequeños participan en los sorteos de regalos. La bici se la lleva Gonzalo. El recuerdo y las ganas de volver el año que viene ya lo tienen todos los demás. Con vuestro permiso, voy a sentarme. Me quedo con la gente de Íscar a comer paella.

Fotos: Íscarbike

 

Mostrar botones
Ocultar botones