Los chicos del Triatlón Laguna asaltan el castillo de Cuéllar

Tengo entendido que se realizan visitas teatralizadas al castillo de Cuéllar. Este sábado el escenario se trasladó al parque de la Huerta del Duque. Al aire libre, sin maquillaje pero con vistosos ropajes de vivos colores y una bicicleta por montura, aconteció el primer duatlón por equipos organizado por el Club Triatlón Cuéllar. El duatlón de categorías escolares, por la mañana, alcanzó este año su novena edición.

Sol, chocolate y bizcochos

El parque en el que se celebra la prueba reúne todas las condiciones para acoger una carrera de estas características. Sumadle el buen hacer del Triatlón Cuéllar en la organización y el punto de dificultad apropiado para cada categoría. El resultado es un montón de niños y, sobre todo, niñas, disfrutando de una mañana de duatlón con sus padres y sus compañeros.

A las diez de la mañana salieron los prebenjamines a comerse el circuito. Primeros puestos para los chicos de Laguna que entrena Sergio, habituales en esta cita. Para los alevines e infantiles el recorrido se hace más duro, con subidas complicadas atravesando la hierba de las lomas y bajando otra vez hacia el box. Gran participación de la escuela de Triatlón de Valladolid, con Luna dominando la carrera de principio a fin. Atentos a esta chica.

También pudimos ver a la escuela de Triatlón de Arroyo peleando con su inconfundible camiseta naranja. Y en todas las categorías, presencia mayoritaria del equipo local, el Club Triatlón Cuéllar. Conviene recordar que, con estos mismos colores blanco, rojo y negro, han competido Sara Martín, Marina Muñoz o Esther Gómez. Seguro que Rubén y los suyos continúan dando satisfacciones en las categorías de menor edad del duatlón y triatlón regional… y nacional.

Las cuestas de Cuéllar

El sol no quiso venir a ver el duatlón por equipos de la tarde. Se echó en falta, además, una mayor presencia de la gente del pueblo y de los alrededores. Pensad por un momento lo que significa para Cuéllar una prueba deportiva que dura todo el día. Niños por la mañana, acompañados por sus padres. 23 equipos de cinco personas por la tarde. La puesta en valor de un espacio público, buscarle al castillo una nueva dimensión y convertir tu pueblo en un referente para los practicantes y aficionados de un deporte en alza.

Este pueblo de triatletas tiene una peculiaridad: es una subida contínua hacia el castillo. Así que el recorrido de la prueba por equipos conserva esa dureza, ya desde la salida del box. Rampa dura en curva hacia arriba, correr en hilera pegados a los muros y bajada peligrosa. Un espectáculo para el espectador y un reto para los participantes. Una oportunidad para los chicos del Club Triatlón Laguna de demostrar que andan fuertes en este comienzo de temporada.

 

D’artagnan viene a verme

César Mato se acercó hasta el parque del Duque para animar a sus compañeros de equipo. “Este año voy a dosificarme más, pensado en los triatlones”. A su lado se distingue la inconfundible figura de Óscar Pujol. “Esta gente me anima para que corra el duatlón de Las Contiendas… me lo estoy pensando”. Quién sabe, tal vez veamos a Óscar con la bicicleta de mountain bike en más ocasiones.

 

Mostrar botones
Ocultar botones