Un año intenso

La VI Marcha Mtb La Pililla tiene algo especial para mí. Aquí me subí por primera vez en un Nissan para recorrer con la gente de la organización mi primera marcha de Btt. No conocía a casi nadie, pero creo recordar que en la plaza, antes de salir, intercambié algún saludo con Jesús y con Óscar. Hoy, 16 de octubre de 2016, VI Marcha Mtb La Pililla, no dejo de encontrar gente con la que detenerme a comentar. Imposible retener tanto nombre, aparco detrás de un conocido en una de las calles cercanas a la plaza.

Mañana nublada. Tengo que encontrar a Diego. No tarda en aparecer con su chaleco verde. Ahora coge muy poco la bici, pero ha preparado una gran marcha. Tú vas a venir conmigo, tengo que ir detrás de Deme para ayudarle a subir en un sendero. Sobre Deme ya hablaremos en otra ocasión.

Van y vienen las bicicletas, hay que recoger el dorsal. Con 250 personas escuchando en la salida, se leen unos párrafos por Sergio, Diego y Jesús. Deja la cámara, porque esto también te importa a tí. Aitor siempre me da un abrazo. Es hora de pedalear.

Pequeño todoterreno blanco con dos personas recorre las calles de Montemayor. Vamos a dejar que pasen, baja y les haces unas fotos. Levantan la mano, sonríen, saludan… el ritual repetido en cada marcha. Nunca me canso de verlos pasar con sus llamativos colores, una especie de tribu india compuesta por gentes de lugares diversos con un hogar común. El hoy y el aquí.

A los caminos. Nos encontramos el primer avituallamiento, con el paisano que me dijo, hace un año, aquello de “derrame de satisfacción”. Sigue igual, de cachondeo con sus dos amigos. Continuamos hacia el primer punto donde debe quedarse Diego, una bajada. Su móvil suena una y otra vez. Hay una caída, tiene que ser alguien de los primeros.

Marchena, Imanol, ese es uno de Carbonero que anda bien. Vamos hacia arriba. Mucho. Otro avituallamiento al coronar. Reunión improvisada con mis compañeros del año pasado. Bajamos. Rodeamos. En esta senda vas a hacer buenas fotos. Llega Deme, ahora veo correr a Diego cuesta arriba. Me lo encuentro a media subida, Deme ya está arriba. Van pasando los ciclistas, mucha gente de Tudela que conoce y comparte este recorrido en su marcha.

Cambio de escenario, dejamos el pinar y esperamos en una larga bajada. Si quieres vamos a la senda del pueblo. Para terminar, Diego y sus compañeros le reservan al corredor, 55 km después, una subida por sendero estrecho. Hay gente de la organización esperando. César, come queso, toma pan.

La plaza se va llenando. Gente que entra y sale de los bares, personas mayores que salen de la iglesia hacia el ruido. Ciclistas llegando, Óscar y Jesús ya se van con Jose a Medina. Hola Hugo, hoy no te he visto. Hice la corta. Sentado en una terraza está Jorge. Quinto hoy. ¿Cómo ha sido la caída? Parecía más grave al principio, pero parece que Carlos Cáceres está bien, dolorido. Rubén comenta, horas después, “dentro de un mes ya no se acuerda”.

Con Jorge está Iván. Tú me hiciste la foto en Ixion Bikes. Y espero hacerte muchas más.

Mostrar botones
Ocultar botones